17.5.10

SERVICIO RELIGIOSO


Cuando la señora Maria tuvo su primera de tantas epifanias escribió una karta para el cura Juan que decia:

Está despedido.

14.1.10

COMO SIEMPRE DECIA EL WEON DEL JUAN


Cantábamos como si la garganta fuera metálica, metallica decían los otros y nosotros tratábamos de contarnos nuestras historias no más. El álbum estaba por salir, las fiestas nos habían funcionado bien y habíamos logrado por fin conocer al tipo que nos grabaría, ahora somos famosos de una forma bastante discreta, pero teníamos ganas de seguir con nuestras ideas. El bajo lo habíamos comprado vendiendo el auto viejo del papá fallecido de Juan. Juan, pobre tipo, siempre decía que las cosas suelen resultar mal, pero que se le iba a hacer, así decía él a cada rato: ‘que se le iba a hacer’ y seguía cabeza gacha rascando la uñeta en la Jackson. Un día, cuando éramos chicos, me dijo, mientras bajábamos corriendo el cerro, que las cosas solían resultar mal, pero que de una extraña forma era la manera en la que funcionaba el mundo, mira, me dijo, un poco también por la yerba que fumábamos para concentrar mejor la respiración del trote, si te ponis a analizar, las cosas no tienen nunca un real sentido, partiendo de la base que el universo, y la realidad que con él se arrastra, es infinito, esa sola idea de infinitud nos mete en un sin razón de la puta madre, porque para que las cosas tengan o no sentido se necesita siempre un final, ves una película y entiendes el significado de la navidad, ves un documental y cachay por que el mundo es una mierda, terminay con una mina y aprendes lo que no tienes que hacer para la próxima relación, pero solo logras sacar una conclusión una vez que todo concluye, ‘concluir’ ¿me entiendes?, de ahí viene el término. ¿Cuál es tu tesis de la vida?, da lo mismo la que sea, pero si no mueres no podrás saber si tu tesis era acertada o no. ¿Cómo te cae el Seba?, a mi me cae como el pico, pero quizás mañana el wn le salve la vida a mi hermano y tendría mi agradecimiento y amistad por siempre, así que si el wn no se muere no puedo decir si es buena o mala persona. Uno siempre puede hacer algo para cambiar lo que el resto piense de ti. Pero lo que da la clave es eso: el final. La cuestión es que la realidad no se acaba, el universo no se termina y el tiempo pierde sentido cuando las cosas son eternas. Mira los viejos del Pedro, los weones se odian. Hace poco ese wn vino a mi casa porque los papás se habían boxeado de nuevo y el ya estaba chato. Pero no creo que hayan sido así desde siempre, no creo que cuando se conocieron hayan sido infelices, seguro se enamoraron, se casaron, tuvieron al hermano de este weón, después a él y lo disfrutaban. Tenían una vida agradable se puede decir, pero después algo pasó y se les fue todo a la chucha, ¿Por qué? Porque siempre es así nomas, cuando las cosas duran para siempre no se puede pretender que sean buenas para siempre, por que el universo se rige en el justo balance de los polos, uno blanco y uno negro, uno bueno y uno malo, uno largo y uno corto, míralo como quieras, pero si un rico tiene plata es porque un pobre se caga de hambre, y si hoy eres feliz, mañana eres triste. Y lo de los matrimonios que son felices para siempre? Siempre se muere uno primero y el otro queda pa la tula. Así que anda a luchar contra la vida para meterle más blanco a tu vida y te aseguro que con eso lo único que vas a conseguir es darle negro a otro, y al final siempre te sale sello weón, siempre te toca sello de vez en cuando, no importa todo lo que te saques la chucha, por que las cosas son así, ¿Qué se le va a hacer?
Se hiso de noche y el pueblo todavía estaba a varios kilómetros así que partimos con todo de nuevo. El Juan siempre tenía razón. La noche me daba miedo en ese entonces. Negro.

Hacía calor cuando la conocí, estaba como varado. Estancado. Me metió en un cauce enorme, violento y las cosas cambiaron. Ella brillaba fuerte en contraste a los días oscuros que habían persistido en la cuidad desde hace algún tiempo. Ahora estoy bien, pero me acuerdo del Juan y ese maricón me pena en la oreja a pesar de estar lejos y no saber nada de él desde hace meses.
La banda… les va bien, pero no grabaron nunca, se les funó y ahora buscan con cuatica una segunda guitarra decente, les falta vocalista, pero los tres = apañan bien. Pedro me llamó y me dice que siempre sueña con una vaca flaca que se come a una gorda. Juan.

Mamá:
Quiero emprender el viaje. Tengo mis cosas listas y creo que me iré cuanto antes. Echo de menos el antaño. Leí un libro que no me hizo la mayor gracia, es de un tipo extraño, se llama Jack Kerouac y en su libro habla de recorrer el país a dedo y me di cuenta que estoy estancado en este cuarto hediondo de Concepción, no sé si me quede por allá, pero pasaré a verte, avísale a los chiquillos, diles que se armen una tocata.
Te amo.



La cerveza estaba super fría, como todo el mundo en tiltil la toma, la noche era increíble, como siempre en tiltil, la yerba, escasa pero poderosa. Juan y Pedro me invitaban a su banda de nuevo, pero no tengo tiempo wn, les dije, me voy de viaje, donde? Donde sea les dije, me voy igual, quiero conocer.

Pero no quiero abandonar todo weon de mierda. No quiero. Que pretendes? Dejar solas a todas las personas que hicieron algo por ti? Blanco-negro, la amistad no es una inversión. Y que es? Que se yo weón, es amistad nomas, yo me voy y listo, no me veí mas, solo vine a decirte chao, a decirte cuídate y a decirte que estis bien, ahí nos videamos.

La bomba explotó cuando iba por Manta, Ecuador tratando de conocer el CBGB. La puso la Mónica y dejó la cagá, salió en los diarios, menos mal que tuvo la ocurrencia de no sacarla de la mochila cuando la accionó, ni de sacarse la mochila cando la accionó, así no le hicieron nada los pacos cuando la encontraron, ja! Como iban a hacer algo si la recogieron con cuchara? En realidad no la recogieron, es un decir, desapareció la loca, la gente decía que había mierda pegada hasta en las paredes del edificio del frente. Esta mina sí que la hiso y yo estaba más feliz que la chucha. Por fin alguien querido que hacia algo de verdad importante. Y yo perdido a la cresta del mundo. Regresé. Mucho negro por estos lados, pensaba cuando compraba el pasaje en el terminal, mejor me viro.

En el diario dice que me morí. Mi familia dice que me morí. En el cajón estoy yo. En el hoyo los bichos ya me comieron. Nadie me prende velas porque dicen que si lo hacen no voy a estar tranquilo y es cierto, no estoy tranquilo, pero las velas no tienen nada que ver. El bus se hizo mierda. Cuando compré el pasaje pa irme de Manta como que una cosa rara me pasó, pensé en mi hermano y me dio más pena que la chucha, y eso que la weá ya había pasado hace tiempo. Cuando se iba cayendo al mar, en ese acantilado hermoso, primero me dio miedo, una sensación de: chucha cagué, después me relajé, todos se relajaron, gritaron un rato nomas, después, como a la mitad del trayecto que va desde la carretera hasta las rocas ya estábamos todos tranquilos, como después de la psicoterapia. Miré a una señora que abrasaba a su hijo pequeño de unos 4 o 5 años. Unos tipos se dieron un beso super lindo. El resto se afirmó fuerte y miró la ventana, la vista era hermosa. Todos sabíamos que era la última cosa que veríamos, creíamos. Las aves, las olas, el sol. Nos morimos como a las 9 de la tarde, justo a la puesta de sol. La vista weón, la vista las caga, pensé y me puse una mano sobre los ojos para mirar más de frente el atardecer. Y sabis que: puta que la pasé bien en ese viaje.

-Oye, Juan culiao, tení razón, las weás son eternas y me carga que tengay razón. Despierta sacowea. Te vengo a penar y ni me pescay. Valis callampa. Ya te voy a pillar mierda, te piteo de un susto y te cago la onda. Si alguien pregunta diles que fui con mi hermano a buscar a la Mónica que debe andar en Conce.

Las cosas cambian. Si pretendo que queden siempre bien estoy loco. La realidad es eterna y muta, no sé si periódicamente o no, el asunto es que las monedas no caen siempre pal mismo lado, menos si tiras seis veces tres y aquí estoy yo, cayendo, en el aire, como el camino siempre dijo. La patudés pa grande no crees? Webear un montón pa entrar en ruta y después salirme de la carretera para volar, reventarme en las piedras, perderme en el agua (puta que me salió simbólico el porrazo, cierto Mónica?) y ahora esto, no sé si la libertad sea tan entrete cuando es eterna, pero bla.
Ojalá después me pongan Dean, o Kurt, o Lao, o…, o I. o todos, total, igual hay tiempo, lo que más hay es tiempo y aunque sea una paja, y cuando un pobre tipo como yo que la única webada que quiere es parar la maquina y veí que es de movimiento perpetuo (waa!!! La rueda kármica y volá, me la imaginaba más bonita) ¿Qué se le va a hacer?
Sí wn, que se le va a hacer, ahora entiendo, que se le va a hacer como siempre decía el weon del Juan.

27.12.09

PRIVACIDAD


Para mi amigo Raimundo,
pues sin él no habría llegado
nunca a este relato.


El sujeto bajaba dificultosamente las escaleras intentando esconder su fechoría. Encontraré la forma para no comportarme de manera extraña ahora que ya no está, solo para no levantar sospechas, pensaba, mientras las descoloridas y parpadeantes luces de la escalera iluminaba su rostro y el frío y retumbante silencio se interrumpía por el estruendo, las risas y la música salidas de algún vehículo a lo lejos. Durante la noche la mayoría de los sonidos parecen lejanos, decía para sentirse seguro de que no sería oído, pues estaba consiente del ruido que hacia con ese torpe caminar en aquél pasillo solitario.


Un vehículo se detiene a su lado justo en el momento en que el rojo invade la esquina, trata de evitar llamar la atención de la mujer al volante, pero ella parece oler su nerviosismo clavando sus ojos en la mirada nerviosa del sujeto, y luego, en el negro y deforme bulto que cuelga de su hombro. Al cambiar la luz, el automóvil se marcha raudo por la calle solitaria, el sujeto logra salir del transe que lo mantenía paralizado y camina detrás del vehículo.


¿Cómo lograré que los niños no la extrañen? Decía al descansar bajo un árbol que lo ocultaba. Miraba sus manos enrojecidas y la sangre que se secaba en ellas -tal ves debí tenerle mas paciencia, pero sus alaridos sin razón, esa manía de meterse en todo, su incesante cacarear me estaban enfermando –un perro se acerca a olfatear el bulto que yace en el suelo- sé que no debí ser tan agresivo, después de todo me acompaño durante toda mi vida, -un vehículo rompe el silencio en la otra cuadra- la conocía desde niño -recoge su carga otra ves- al diablo lo que piensen los niños, esto lo hice por mi -se pone en marcha.


Realmente era una pesada carga.


Cuando di el primer golpe y escuché ese grito de dolor solo pude enfurecerme mas aún, no debí dejar que la niña lo presenciara, se que costará mucho mantenerla callada, cuando vea que no regreso con ella “de una sola pieza”, como suele decirse, comenzará a hacer preguntas y buscará la manera de decir lo que ocurrió a todo el mundo, tengo que hacerla entender que así será mejor para todos.


A la mañana siguiente una fina capa de hielo cubría al bulto amontonado entre cajas de cartón y material de embalaje, nadie parecía percatarse de él. En su cama, dormía inquietamente un sujeto con pedazos de plástico y vidrio incrustados en sus manos, mientras en el comedor, una niña lloraba lastimosamente y en silencio frente al espacio vacío donde hasta la noche anterior, estuvo ubicado el televisor.



4.12.09

PROYECTO DE REIVINDICACIÓN DE LA REALIDAD



Para empezar debemos darnos cuenta que nada tiene un sentido real e irrefutable. No ‘vivimos’ ‘aquí’ ni ‘ahora’, estamos en un plano diferente de la realidad, en un ‘momento’ en el que suceden cosas extraordinarias detrás de toda la maraña de ilusiones que conforman este plano que falásmente conocemos como realidad. Este plano, el que todos conocemos, está conformado meramente de espejismos convencionales. Nos auto convencemos de muchas cosas en un estúpido movimiento de convencimiento convencional que nos subyuga a planos inferiores de nuestro razonamiento, nos limita y nos obliga a banalizar todos nuestros actos que, naturalmente impregnados de la magia de la creación, del adanismo, terminan siendo basureados por conceptos como ‘el éxito’ y la ‘movilidad social’. No existe tal movilidad si no es entendido desde un plano espiritual y no existe tal espiritualidad si no se abandona definitivamente el egoísmo, comprendiendo egoísmo como la suma de predisposiciones destinadas a exaltar el ego, el yo, o el self jungeano. Sin pretender caer en religiosismos medievalistas me permito recordar la figura de cristo cuando dicta los pecados capitales: odio, envidia, pereza, avaricia, lujuria, gula y soberbia. Entiendo estos actos como las características del egoísmo que nos clavan a la tabla mundana de la mediocridad.


Es preciso partir por alguna parte.


Muchos han tildado al arte como satanista y comparto su opinión. El arte no es mas que otra de las realidades superpuestas a la base etérea y sutil del universo. Un lindismo que entretiene. No es que el Gran Hombre no se divierta o sea un ser parco y huraño por comprender la realidad, al contrario, su regocijo recae en su conciencia, no en su embotamiento de los sentidos, en su contemplación, no en su ceguera. El sabio es como un cuenco vacío en el cual todo puede ser contenido. El arte llena los espacios con figuras fútiles, carentes de semas significativos para el alma del receptor, no es más que un gran dispensador de orgasmos superficiales y esporádicos. El movimiento es sencillo, es el escoger con que se llena el cuenco, con plástico o con la nada eterna, la misma nada de la que está conformado el espacio interestelar, de plasma, de antimateria, de lo que existe entre el núcleo y los electrones de un simple átomo de hidrógeno: la nada que lo contiene y soporta todo.


Para el presente proyecto de reivindicación de la realidad propongo humildemente el primer paso a través de la reivindicación del arte como elemento divino y no satanico. El plan es ganarle terreno a la pseudorealidad que lo carcome todo, como en La Historia Sin Fin. Empezar con el arte y seguir con el resto, regresando a “Dios lo que es de Dios y al Cesar lo que es del Cesar”. Y para esto llamo a un concilio en el que discutamos nuestro primer movimiento al que llamaremos: La destrucción de los falsos ídolos, y de los cuales propongo empezar por el mas grande: el Dinero.


Se reciben propuestas…


28.11.09

LA GRAN IMAGEN


"Dirigimos a él la mirada pero no lo vemos.

Lo escuchamos atentamente pero no lo oímos.

Tratamos de cogerlo pero no lo sentimos.

Su aspecto superior no es luminoso.

Su aspecto inferior no es obscuro.

No sabríamos como nombrarlo.

Forma sin forma.

Imagen sin objeto.

Es el obscuro caos.

Si le enfrentásemos no veríamos su rostro.

Y si le siguiéremos no veríamos su espalda.

Forma sin forma.

Imagen sin objeto.

Es el obscuro caos.

Si le enfrentásemos no veríamos su rostro.

Y si le siguiéremos no veríamos su espalda."


Lao Tze.

Tao Te King


¿Qué podía echar en mi mochila? Calzones, un par de poleras, algo para el frío, un pantalón, más el que llevo puesto y la weá indigna se llenó altiro, con cuea entró el cepillo de dientes en un rincón, seguro se me rompe, pensé. Estaba helado y los pies me dolieron al dar contra el cemento. Ahora a caminar.


¿Qué es esto? ¿Escolar? Son las dos de la mañana, no podis pagar escolar a esta hora. Pero señor, por favor, si no me lleva me quedo en la calle. No tengo más plata. De verdad. Ya sube cabrita, pero ultima ves, ¿donde te dejo? Donde sea, yo le aviso, decía mirando por la ventana las cortinas metálicas cerradas como cansadas pestañas en los locales comerciales.


La mala cuea que la micro pasaba por otro recorrido. Uno que no conozco. Me bajé donde vi algo conocido y no se donde mierda estoy. Ojala no se me acerque niun flaite.


Agarraba su mochila lo mas fuerte posible y caminaba dando los trancos más grandes que sus cortas piernas podían dar. La pelea había sido fuerte esta vez. Ella no había tenido nada que ver, pero no quiso seguir soportando ese lugar tan lleno de gritos, de llantos. La almohada se había empapado en su refugiar lastimero. Allá fuera todo es gratis, pensó y tomó sin darse cuenta su remendado bolso de colegio para empezar a echar ropa. Ahora lloraba por que no sabía donde estaba ni tenia como regresar a su casa. No quiero volver allá, ya me fui, que se pudran, que se vayan a la mierda. Fuck off! con su modelo de familia putrefacta, yo no quiero eso para mi, prefiero estar acá.



¿Quien será? Cállense mierda que parece que buscan. Por la ventana alguien tiraba piedras. Bajen la música y dejen de cagarse de la risa. Por la chucha, ya les dije. Ho! Pequeña, eres tú, ¿que haces aquí a esta hora? Quiero que me cuides, no tengo donde ir, mis papás se pelearon de nuevo, estoy chata de tanta basura. Bien, espera que te abro la puerta, no metay ruido.


La habitación era estrechísima, tenia una cama, un TV lleno de polvo, parecía que nunca lo hubiesen usado. Un baño pequeño también pero bastante útil, por todos lados había gente bebiendo, atracando o fumando yerba, algunos cigarrillos pisoteados en el piso y otros devorando el cobertor que ya parecía una malla de hoyos carbonizados. Pasa, pero no se donde acomodarte, ayúdame a tirar al baño a estos que se murieron. Ya está ¿que te pasó? Nada, solo quería estar fuera un rato, y no sabia donde ir. Oka, aquí vas a estar bien. ¿Te gusta la música?


Break on trough to the other side(8)


Break on trough to the other side(8)


Break on trough to the other side yeah(8)



¿Cómo se llaman tus amigos?


El que está atracando con las dos tipas es el Varón John, ellas son Violeta y Roció, él es el Yerba, el que esta recogiendo las colillas es Pablo, el de allá es Rodrigo, a Arturo lo acabamos de dejar en el baño junto a Allan, yo soy nadie y tu eres tranquilidad ¿ok? ¿quieres algo? Listo, aquí tienes, disfrútalo, relájate. Estás en tu casa.


En nuestra casa.


De un momento a otro comenzaron las figuras, los espirales en las paredes, nunca se de donde vienen, me había pasado un par de veces antes y no kacho porque aparecerán, quizás algo se ha manifestado, habrá que averiguar que es ¿no crees chiquita?.


Por un momento pensé que estabas solo, pero me alegra llegar a una fiesta, me hace bien. Esto no es una fiesta, estamos recorriéndonos, cada uno a su manera, yo lo hago mirándote, tu lo has hecho llegando. Pero mira que espiral mas hermoso es el que has hecho aparecer ¿no te parece? Quizás ahora debieras tomar una decisión, cada espiral es como una estrella fugaz, solo tienes un segundo para decidir antes de que tu espiral cambie de dirección y la pregunta cambie. Que nadie sepa lo que decides, si atañe a alguien solo hazlo saber con un acto, genera el ambientes, no con la vulgar verbosidad que la cultura nos ha impuesto. Mira, concéntrate, deja que el espiral se desenrolle y entre en tu mente, cuando no sepas quién está dentro de quién puedes decidir lo que quieras. Ese es tu mundo, tu Gran Imagen, nada estará entre tú y ella. Ahora ¿oyes el silencio? Es el Ruido Blanco, la Luz del Oído, lo alcanzaste solo con quererlo, aquí nadie lo ha podido ver nunca, lo se por tu mirada, yo tenia la misma impresión, el mismo temor a enloquecer cuando lo vi por primera ves, debe ser por que el resto solo se conforma al ver el espiral ese moverse, como si solo se formara en las paredes para hacer payasadas, no saben que es mucho mas funcional que eso. Entra.


Esa ves solo sentía la paz dentro de mi, no podía creer lo triste que estaba cuando tomé la micro y lo atemorizada que me encontraba a pensar que no encontraría a nadie, pero aquí estoy, mirando La Gran Imagen, y es hermosa, decirle hermosa es limitar su grandeza, es eterna, un dibujo sin bordes, un cuadrado sin limites. ¿Sabré con esto la decisión a tomar? Espero que si. Me pierdo en ella, me pierdo y quiero estar perdida para siempre, a lo lejos sigo oyendo las voces, las risotadas y chocar de botellas, pero aquí dentro nadie me perturba, solo mi voluntad me ha hecho presente y me siento orgullosa. De a poco los sonidos cesan y la calma es total, los oídos se regocijan de no oír nada, de no ensuciarse. Me quedaré aquí para siempre. Estaré aquí desde siempre... siempre.



Los rayos del amanecer rompieron por la ventana cuando las aves comenzaban su griterío habitual, no hacia frío, estaba en un saco de dormir que alguien me prestó la noche anterior, todos dormían. La pieza estaba sumida en un mar de bruma, quise moverme para ir al baño, me dolía un poco la cabeza, quería algo para tomar. Una mano se estira con una botella de coca-cola a medio beber. Tómatela toda, el resto vomitaría de solo olerla. Lo miré y estaba dentro de una nube olorosa sentado junto a mi, tenia un pito en la mano y fumaba como si no lo hubiera hecho durante meses después de toda una vida elevándose. Los rayos cortaban su silueta contra el humo picante y su paz, mezcla de sueño y ensueño me tranquilizaron otra ves. Bebí la mitad de la coca-cola, di tres caladas de lo que él fumaba y volví a dormir queriendo soñar y regresar para siempre junto a La Gran Imagen.






LA MANIFESTACIÓN


Es que estaba como varado.


Me desperté y comencé a caminar, y claro, como no había comido y el sol pesaba tanto ese día me cansé bastante pronto. ¿alguna ves has escuchado que algunos tipos de ballenas mueren cuando varan por el daño que el propio peso de sus órganos les producen? Así me sentía ese día... hasta que te levantaste. Todo fue como... como... no se, pero llegaste y sentí que mis órganos pesaban menos y ya no me desgarraban las entrañas.


Pero no se de donde saliste, solo apareciste ¿te levantaste del suelo? ¿caíste del cielo? ¿o solo te materializaste?


Te vi como una prolongación de mi destino, como una encrucijada con los brazos abiertos ¿qué significas? ¿qué me detenga frente a ti, para contemplarte, para extasiarme? ¿y después?


No quiero pasar a tu lado sabiendo que uno de los caminos es el equivocado.


¿y si no te vuelvo a ver?


Trataré se acompañar tu manifestación lo mas posible, solo si no te molesta, para saber cual es la decisión que debo tomar. Solo trata de no irte como llegaste hasta que tenga todo claro.

DISCOTEKE



¿Por que siempre que llego preferiría no estar aquí?.


Tomo un gran sorbo de lo que sea que esté en mi vaso y escucho lo que sea que entre en mis orejas...


Una chica baila desenfadadamente cerca de mí. Permanezco tieso. Pétreo. Casi occiso mirando sus caderas. Se vería tan linda si se quedase quieta por un maldito segundo.


Avanzo entre esa multitud de cuerpos delirantes, sudados y hediondos de tanto aletear.


Respiro su derrota.


No se que mierda hago aquí. Encerrado. Asfixiado. Aturdido.


Pensé que hoy pasaría algo nuevo, algo bueno, pero todo es como siempre, la misma gente de ayer, la misma música de ayer, la misma sensación de ayer, y… sobre todo, me encuentro haciendo la misma reflexión que hice ayer. La misma reflexión que hice ayer.


En fin. Hay que moverse, hay que divertirse, o por lo menos, hacer lo mismo que hacen todos.


¡Salud!


-Oye tu ¿Quieres bailar?